Buscar este blog

martes, 8 de enero de 2008

Plum Cake

A veces también me gusta enredar a mi, dejando a un lado esas máquinas tan modernas me pongo a hacerle a mano... lo unico malo es cuando se come y no se valora el "esfuerzo"... jejeje

Ingredientes:

  • 200 gr. de mantequilla o margarina
  • 200 gr. de azúcar
  • 4 huevos
  • 100 grs. frutas confitadas
  • 50 gr. de corintios
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 sobre de levadura
  • 1 copita de licor

Elaboración:

Previos: tener los huevos y la mantequilla a temperatura ambiente. Remojar las pasas en agua caliente o en el licor durante 30 minutos y después secar con papel absorbente. Calentar el horno previamente a calor medio.

Mezclar el azúcar con la ralladura de limón y la mantequilla batiéndolo hasta que se forme una pasta suave.

Incorporara los huevos uno a uno, batiendo cada vez y finalmente las frutas picadas( un poco enharinados). Mezclar la harina con la levadura y unirlo a lo anterior mezclando bien el conjunto (mejor si se tamiza con un colador, así la harina está mas aireada).

Engrasar un molde de cake y poner en el fondo papel aluminio, echar la preparación.

Tenerlo durante cincuenta minutos a una temperatura de 180º, pincharlo hasta que salga la aguja seca. Retirar, dejar enfriar cinco minutos y desmoldar.

3 comentarios:

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Adoro las pasas!!!
Deliciosa receta, Xtu!

Sabés? El domingo hice tallarines caseros....hummmmmmmmmm!!!!
Y preparé masa para lasagna.

Ya tengo la ricota, acelga, jamón y queso, además de la salsa de tomates....
Creo que a pesar del calor que hace....

hoy la preparo!!!! Si queres te convido!!! Cambio porción x porción.

Anónimo dijo...

un plum cake maravilloso, pero no veo cuanta harina lleva.
Un abrazo.

Situco dijo...

Ciertamente no puse la cantidad de harina, el motivo es que yo voy añadiendo poco a poco la harina y dependiendo de como vaya la masa dejo de añadir...

Se debe ir añadiendo poco a poco y no de golpe..., pero calculo que con unos 200 grs es suficiente, pero como digo... ir añadiendo poco a poco y que quede una textura suelta, tirando a pegajosa.